Soluciones para la incontinencia urinaria

El tratamiento de la incontinencia urinaria ha evolucionado mucho en los últimos años, la llegada del láser ginecológico ha supuesto un cambio muy importante en el tratamiento de la enfermedad y ha permitido que muchas mujeres dejen de sufrir pérdidas de orina y mejoren su calidad de vida.

El avance del láser ginecológico en el tratamiento de la incontinencia urinaria no es sólo revolucionario por sus resultados (95% de efectividad y 97% de satisfacción en las pacientes que llevan a cabo el tratamiento), sino también por su aplicación: ya no es necesaria cirugía. El láser ginecológico se debe realizar en hospitales pero es un tratamiento ambulatorio que no requiere hospitalización ni anestesia, puesto que el láser es indoloro. Ponte en contacto ya con Clínica Garcilaso y descubre la solución a tu problema de la forma más fácil y económica. Pide cita ya en los teléfonos: (+34) 91 593 37 85 ó (+34) 91 591 36 97

Pero vayamos paso a paso.

¿Qué es la incontinencia urinaria?

causas-de-incontinencia-urinariaLa incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra y que cause un problema higiénico y/o social.

En España es un problema muy habitual, mucho más de lo que nos pensamos. En España lo sufren más de 6 millones de personas, la mayoría mujeres. Existe un hándicap en el tratamiento de la incontinencia y es que la gran mayoría nunca consulta a un médico especialista. La vergüenza, pensar que es algo normal o creer que se pasará solo si dejamos pasar el tiempo son los motivos principales por los que no se acude al médico.

  • Nº casos con incontinencia 6.000.000%
  • Prevalencia en mujeres jóvenes 24%
  • Prevalencia en mujeres maduras 40%
  • No van al médico 75%
  • Casos de éxito láser ginecológico 95%

Síntomas de la incontinencia urinaria

El principal síntoma es la incapacidad de retener la orina y no tener control sobre el esfínter y que se manifiesta principalmente al:

  • Toser
  • Reír
  • Dolor y pérdidas de orina al mantener relaciones sexuales
  • Levantar peso o realizar ejercicio físico.

Dependiendo del tipo de incontinencia que se sufra las pérdidas de orina serán mayores o menores. En algunos casos la incontinencia provoca dolor y también son habituales las infecciones de orina.

Causas de la incontinencia urinaria

Las pérdidas de orina se producen por la alteración de cualquiera de estas cosas:

  • La función vesical
  • Un cambio en los mecanismos anatómicos de la continencia, como por ejemplo que se produzca una obstrucción en el aparato urinario o cualquier problema que tenga que ver con él.
  • El control nervioso vesical.
  • Problemas neurológicos o neuromusculares.

incontinencia-urinaria-de-urgencia-200x300Existen factores de riesgo para la aparición de la incontinencia como son los partos vaginales, el embarazo y la menopausia, pero hay muchas otras causas que originan la aparición de las pérdidas de orina.

Algunas de estas causar tienen lugar puntualmente o son fácilmente reversibles como por ejemplo:

  • Tras una intervención quirúrgica
  • El uso continuado de medicamentos como diuréticos, tranquilizantes, medicamentos para la depresión, resfriados, alergias…
  • Es habitual en enfermos que tienen que estar en cama
  • Abuso de alcohol y tabaco
  • Las infecciones de próstata en el caso de la incontinencia urinaria masculina
  • El estreñimiento
  • La obesidad

Otras sin embargo, son causas más prolongadas:

  • Padecer ciertas enfermedades como el alzheimer, el cáncer de vejiga o próstata (en el caso de la incontinencia urinaria en hombres), o enfermedades neurológicas (esclerosis múltiple, infarto cerebral…)
  • Sufrir un prolapso pélvico en el caso de la incontinencia urinaria femenina o una inflamación de la próstata (incontinencia urinaria masculina)
  • Sufrir una depresión
  • Tener espasmos vesicales
  • Esfínter débil

Tipos de incontinencia

Incontinencia urinaria de esfuerzo:

Tiene relación con las pérdidas de orina cuando se realiza una actividad física o esfuerzo. También se llama incontinencia urinaria por disfunción uretral y aparece en relación con el aumento de la presión abdominal. Los incrementos transitorios en la presión abdominal se transmiten directamente a la vejiga, requiriéndose una uretra en perfecto estado para contrarrestar estas fuerzas y mantener la incontinencia.

Existen dos tipos de incontinencia de esfuerzo:

  • Incontinencia genuina de esfuerzo, que es la forma más usual en la que se presenta este tipo de incontinencia y se produce generalmente por los partos vaginales y por la menopausia.
  • Deficiencia esfinteriana intrínseca: se debe a una disfunción parcial o completa del esfínter interno.

Incontinencia urinaria de urgencia:

También llamada incontinencia por disfunción vesical o vejiga hiperactiva. La característica fundamental de este tipo de incontinencia es que está asociada a un deseo repentino, irreprimible voluntariamente.

La incontinencia urinaria de urgencia se suele asociar a una patología subyacente, es decir, que en muchas ocasiones no se trata de una enfermedad en sí misma sino que revela la existencia de otra enfermedad. Por eso es muy importante acudir al médico cuando empiezan a aparecer las primeras pérdidas de orina.

La causa más frecuente de la incontinencia por disfunción vesical es la presencia de contracciones involuntarias del músculo detrusor durante la fase de llenado vesical, lo que provoca la sensación de urgencia. Entre los motivos se encuentran las infecciones de orina, inflamación, obstrucción de la vía urinaria baja, los cálculos, neoplasis y enfermedades neurológicas.

Incontinencia urinaria mixta:

Como su nombre indica la incontinencia mixta es una combinación de la incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia.

Incontinencia urinaria por rebosamiento:

En este tipo de incontinencia las ganas de orinar son frecuentes y constantes. Las personas que la sufren sienten que nunca han vaciado totalmente la vejiga y cuando intentan orinar sólo pueden producir un débil chorro de orina.

Incontinencia urinaria funcional

En estos casos las pérdidas de orina se producen por problemas no relacionados con la vejiga sino por padecer una enfermedad crónica o por ejemplo una pérdida de movilidad que les impide poder ir al baño.

Incontinencia urinaria refleja

Las pérdidas de orina como consecuencia de una lesión, un daño en la médula o como resultado de una operación.  También se llama incontinencia urinaria inconsciente porque tiene la característica de que las personas que lo sufren en muchos casos son conscientes de ello.

Enuresis nocturna

La incontinencia urinaria se llama también “enuresis”. Cuando éstas pérdidas de orina se producen por la noche se les llama enuresis nocturna. Este tipo de anuresis suele estar asociada a episodios en la infancia y es más frecuente en niños que en niñas. De niños y de ancianos es cuando las pérdidas de orina en hombres son más frecuentes.

La enuresis nocturna en adultos también puede ocurrir y es uno de los síntomas más típicos de la incontinencia.

PREVENCIÓN DE LA INCONTINENCIA

Las pérdidas de orina son algo habitual, pero no por ello hay que considerarlas algo normal. No es algo que le pase a todo el mundo, ni es un peaje que tienes que pagar por tener hijos o entrar en la menopausia. La incontinencia se puede tratar y también se puede prevenir. La incontinencia urinaria y la hiperlaxitud vaginal cambian la vida y el ánimo de las pacientes. Ahora ya sabes que existe un tratamiento efectivo, pero como dice el refrán: “Más vale prevenir que curar”. Recomendaciones para prevenir las pérdidas de orina:

  • Realizar ejercicios para la incontinencia como son los ejercicios de Kegel. Son fáciles, sencillos y se pueden realizar en cualquier parte. Su práctica habitual fortalece el suelo pélvico y no sólo te servirán para combatir la incontinencia sino que verás cómo mejora tu vida sexual y la de tu pareja.
  • Evitar los medicamentos diuréticos, el alcohol y el tabaco
  • No hagas fuerza al orinar
  • Intenta mantenerte en tu peso ideal. La obesidad es enemiga de la continencia

 

¿Quién sufre incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria en el adulto mayor

Las pérdidas de orina en mayores de 65 años tienen una prevalencia del 10% al 34% de la población y llega a ser incluso del 50-60% en los centros geriátricos. En este grupo de personas hay más numero de mujeres que de hombres

Incontinencia urinaria en las mujeres

Las mujeres son uno de los grupos con más factores de riesgo para padecer incontinencia. Más de 6 millones de mujeres sufren pérdidas dincontinencia urinaria en embarazadase orina en España. La explicación es que dos de los factores que producen la incontinencia sólo se dan en mujeres: el parto y la menopausia.

 Tratamiento de la incontinencia urinaria

Existen distintos tipos de tratamientos para la incontinencia urinaria como la cirugía ginecológica o los tratamientos farmacológicos, pero por su efectividad el único tratamiento para las pérdidas de orina que ofrece una eficacia comprobada y que se hace visible en la práctica totalidad de los casos es el LÁSER GINECOLÓGICO: El tratamiento multiláser de última generación que devuelve la fuerza y la firmeza al suelo pélvico.

¿Por qué es el mejor tratamiento para la incontinencia urinaria?

El láser para la incontinencia es el menos invasivo para nuestros pacientes y el más efectivo. Es un tipo de tratamiento ambulatorio, se realiza sin cirugía y sin ingreso hospitalario puesto que no requiere anestesia. El paciente puede seguir trabajando el mismo día y con el 97% de eficacia terapéutica.

Las operaciones quirúrgicas para tratar la incontinencia tienen una efectividad del 46 al 80% en función de variables como el tipo de operación que haya que realizar, el daño causado, la edad del paciente… etc..

Pide cite ya en Clinica Garcilaso en los teléfonos: (+34) 91 593 37 85 ó (+34) 91 591 36 97

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *